PREGUNTAS FRECUENTES

Aunque llevamos recurriendo multas de tráfico desde el año 1989, en GESTRAFIC recurrimos cualquier tipo de multa y sobre cualquier materia, dentro del territorio nacional. (Tráfico, transportes, medio ambiente, consumidores, seguridad social, hacienda…)

Cualquier multa se puede anular, con independencia de que se haya o no cometido la infracción.

Es importante analizar cada caso, muchas veces incluso habiendo transcurrido el plazo previsto, podemos recurrir la multa.

Más garantías que si no recurrimos. De hecho, en Gestrafic tenemos un 82% de posibilidades de éxito.

Con el pago, perdemos la oportunidad de defendernos en vía administrativa. Esa es la dinámica que pretende la Administración aplicando los descuentos.

Sí, pero solo si se recurre judicialmente la multa.

Que procedan a embargarte el importe de la multa, junto a intereses y recargos.

Sí, aunque si los recursos interpuestos son estimatorios, la Administración procederá a la devolución de las cantidades embargadas más intereses.

Sí, pero la Administración procederá a su publicación en el BOE.

No, sólo tendrá efectos si realizamos alguna acción dándonos por enterados del contenido de la notificación.

Sí. A pesar de las informaciones que circulan por las redes, las zonas de estacionamiento con regulación horaria están expresamente reconocidas en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial

Normalmente, viene indicado en la notificación de la multa.

Tienes un problema, pues automáticamente no podrás conducir hasta que transcurra el plazo de 3 o seis meses dependiendo de si eres conductor profesional o no. Deberás realizar un curso en una de las autoescuelas autorizadas a tales efectos para recuperar los puntos y poder conducir una vez transcurrido el plazo de pérdida de vigencia.

Las sanciones de tráfico deben ser notificadas en el acto con algunas excepciones como son que el vehículo esté estacionado y el conductor ausente, que la infracción se detecte por medios de captación y reproducción de imágenes, que la detención del vehículo suponga un grave riesgo para la circulación o que el agente se encuentre realizando labores de vigilancia, control o disciplina del tráfico y no pueda seguir al vehículo infractor.

Sí. La Ley de Tráfico prevé la denuncia voluntaria. De esta manera cualquier persona puede poner en conocimiento de las autoridades una infracción que haya presenciado.

La administración está obligada a notificar las sanciones en el acto de la infracción, si no fuese posible, se notifica por el servicio de Correos certificado y si no fuese posible la comunicación, como último medio se publica en los Boletines Oficiales.

No aconsejamos la utilización de modelos estandarizados para recurrir las sanciones, pues invocan la mayoría de las veces preceptos legales inadecuados y obsoletos, condicionando la línea de defensa en todo el procedimiento sin tener en cuenta las particularidades de la sanción que se quiere recurrir.

Con la entrada en vigor de la nueva ley del procedimiento administrativo, determinados sujetos se verán obligados a relacionarse electrónicamente con las Administraciones. Es obligatorio para las personas jurídicas y facultativo para las personas físicas.

Las personas jurídicas están obligadas. Las personas físicas, NO, a no ser que se hayan dado de alta, sin estar obligadas, en el sistema DEV.

En Gestrafic hemos configurado expresamente un procedimiento de calidad para poder hacer gestiones electrónicas en nombre de nuestros clientes…

Sí. En Gestrafic hemos configurado expresamente un procedimiento de calidad para poder hacer gestiones electrónicas en nombre de nuestros clientes para que ellos no se tengan que preocupar por la gestión de sus multas.

– Permiso de circulación original.

– Ficha de inspección técnica.

Fotocopias del documento de identificación de las partes involucradas en el cambio de titularidad.

– Mandato, uno firmado  por el vendedor y otro por el comprador donde pone el mandante.

– Contrato de Compra Venta firmado por las partes involucradas.

– Impreso oficial para cambios de titular.

– DNI, pasaporte o tarjeta de residencia en vigor del interesado.

– Tasa de transferencia pagada (60,60 €).

– Liquidación del Impuesto de Sucesiones (varía por comunidades autónomas).

– Escritura de herencia en la que figure el vehículo y el beneficiario.

– Documento notarial de donación.

– Solicitud del cambio de titularidad del vehículo de la DGT firmado por los dos.

– Permiso de Circulación y Ficha Técnica originales del vehículo.

– DNI original en vigor del beneficiario y fotocopia del DNI en vigor del donante.

– Justificante del pago emitido por Hacienda del ISD (Impuesto de Sucesiones y Donaciones).

– Recibo del último año del Impuesto de Circulación Anual del Ayuntamiento donde circula el automóvil.

– Comprobante del pago de la tasa del cambio de titular con la DGT.

– Solicitud rellena en impreso oficial.

– Identificación del dueño del vehículo:

    • Personas físicas: documento oficial que acredite tu identidad y domicilio (DNI, permiso de conducción español, tarjeta de residencia, pasaporte más Número de Identificación de Extranjeros).
    • Personas jurídicas: tarjeta de identificación fiscal y acreditación de la representación e identidad del que firme.
    • Menores o incapacitados: datos y firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto.

– Justificante de haber realizado el pago de la tasa de matriculación correspondiente de la DGT o resguardo de la misma.

– Resolución del órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se cataloga al vehículo como histórico.

– Tarjeta de inspección técnica Ayuda expedida por una estación ITV de tu provincia, en la que se haga constar la matriculación como vehículo histórico.

– Cuatro fotografías en color del vehículo (ambos laterales, delantera y trasera).

– Permiso de circulación y tarjeta de ITV , si el vehículo está en circulación.

– Documentación extranjera del vehículo, si el vehículo procede de otro país.

– Acreditación de la propiedad del vehículo en el caso de que no sea el mismo titular el que va a matricular y el que figura en la documentación original, a través de los siguientes posibles medios:

    • Documento notarial: acta de notoriedad o de manifestaciones.
    • Factura de compra si lo adquieres a un compraventa o a una persona jurídica. Si el vehículo procede de la UE o de tercer país y la factura es de compraventa español, debes aportar el IAE o documento acreditativo de estar incluido en el censo de sujetos pasivos de IVA a efectos de operaciones intracomunitarias.
    • Contrato de compraventa, firmado en todas las hojas, si la venta es entre particulares.

– Acreditación de pago de impuestos:

    • Exención del Impuesto de Circulación del Ayuntamiento en que tengas tu domicilio o justificante de pago.
    • Justificante del pago/exención/no sujeción del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte, (modelo 576, 06 ó 05 de la Agencia Estatal Tributaria), si el vehículo no ha estado matriculado antes en España.
    • Justificante del pago o exención del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (si presentas un contrato entre particulares o documento notarial).
    • Documento Único Administrativo (DUA), expedido por la Aduana en el caso de que se trate de un vehículo importado procedente de terceros países.

– Para el supuesto de autobuses, o vehículos de transporte de mercancías con una MMA superior a 6 toneladas y una carga que exceda de 3,5 toneladas, deberás aportar además el Certificado de transportes.

  • Solicitud de anotación por cambio de propiedad.
  • Contrato de compraventa del barco.
  • Liquidación del impuesto de transmisión patrimonial y actos jurídicos documentados.
  • DNI de vendedor y comprador (en caso de que sean entidades se debe aportar el CIF y escritura de constitución).
  • Certificado de navegabilidad.
  • Permiso de navegación.
  • Registro Marítimo Español.
  • Hoja de asiento.
– Permiso de circulación original.

– Ficha de inspección técnica.

– Fotocopias del documento de identificación de las partes involucradas en el cambio de titularidad.

– Mandato, uno firmado  por el vendedor y otro por el comprador donde pone el mandante.

– Contrato de Compra Venta firmado por las partes involucradas.

– Modificar el titular en el ROMA.

– Pago de tazas(Comunidad Autónoma).

– Permiso de circulación original.

– Ficha de inspección técnica.

– Fotocopias del documento de identificación de las partes involucradas en el cambio de titularidad.

– Mandato, uno firmado por el vendedor y otro por el comprador donde pone el mandante.

– Contrato de Compra Venta firmado por las partes involucradas.

Sí, ya que los seguros son personales. Aunque el vehículo tenga seguro el vendedor tiene que darlo de baja de ese vehículo ya que no estará a su nombre.

Por supuesto, al comprador se le facilita un provisional que hace de permiso de conducir mientras le llega el permiso original a su nombre.

Claro que puedes hacerlo tú, necesitas tiempo, paciencia y saber qué documentos necesitas llevar. Para evitar inconvenientes de cualquier índole, recomendamos hacer la transferencia con nosotros, y en unos minutos tendrás la transferencia realizada.

La manera más fiable de saber si un vehículo se encuentra sin incidencias que puedan causar problemas a la hora de transferir un vehículo es pidiendo un informe.

Si, cuando la otra parte se haga cargo de los gastos. Esto es posible si se acuerda entre comprador y vendedor.

Load More