¡Hasta los drones de las multas!

Desde hoy, día 1 de agosto, la Dirección General de Tráfico (DGT) empieza la segunda operación especial salida de verano, lo que quiere decir que millones de desplazamientos se producen por carretera para visitar lugares, familiares y zonas de relax.
La DGT prepara sus nuevos drones “pone-multas”, estos dispositivos electrónicos tienen una acción de 7 kilómetros de distancia desde donde se sitúa el aparato hasta el objetivo.

De momento la DGT dispone de 11 dispositivos preparados para la acción, aunque sólo 3 podrán multar, ya que son los que se han podido registrar en el Centro Español de Metrología (CEM). Los otros 8 surcarán los cielos españoles pero sólo para vigilar y regular el tráfico. Están pendiente de que se incorporen otros 20 drones más.

¿Cómo funcionan?

 

Estos aparatos se encuentran dirigidos por expertos desde el suelo. Monitorizan lo que hay alrededor de 7 kilómetros y detectan qué vehículos se encuentran realizando maniobras ilegales, adelantamientos inadecuados, excesos de velocidad e incluso si el conductor usa móvil o si los pasajeros tienen puesto el cinturón de seguridad.

Cuando realizan la foto pertinente la mandan al ordenador que tiene la policía en su vehículo. Éste lo envía al centro de gestión correspondiente para que realice los trámites oportunos.

Estos drones tienen una autonomía de 20 minutos y alcanzan los 120 metros de altura. Pueden maniobrar hasta 500 metros del lugar desde donde se manejan, y sus cámaras visualizan hasta 7 kilómetros de distancia.

¿Se podrán recurrir estas multas?

La respuesta es clara, SI. Todas las multas son recurribles.
Si es multado por el dron o simplemente tiene alguna multa, ponte en contacto con nosotros. Desde GESTRAFIC seguimos recurriendo multas desde hace más de 30 años con gran éxito.